La revolución de los chatbots

¿Cuántas veces te quedaste probando a Siri con sus respuestas? ¿o intentando encontrar alguna respuesta distinta de algún chat de una app?

Hoy vamos a hablar de los chatbots o asistentes de voz, que cada día se vuelven un poco más parte de nuestra realidad.

Pero hagamos un breve repaso sobre qué son y cómo funcionan: los chatbots son programas informáticos que son capaces de recibir mensajes, ya sea de voz, texto o incluso video, interpretarlos y dar respuestas adecuadas. Todo esto sin intervención humana directa, es decir, una vez que son programados, los chatbots son autónomos. Una gran ventaja que tienen es que son capaces de mantener interacciones de una forma natural y fluida, lo que le garantiza una buena experiencia al cliente.

Su historia

Se desarrollaron por primera vez a mediados de los años 60. Eliza fue el primer chatbot creado en el MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts) en 1966, que más tarde se denominó chatterbot. El objetivo principal de este chatbot era habilitar una interfaz de comunicación para conectarse entre la máquina y el hombre.

Ya despidiendo el siglo 20 surgió Alice, creada en 1995, fue el chatbot más famoso de su época, tenía la capacidad de comunicarse con los humanos de manera más eficiente debido a sus funciones experimentales.

Con el objetivo de ayudar a los humanos a realizar tareas de forma eficiente, los chatbots pasaron por muchas etapas de evolución para convertirse en los modernos dispositivos de asistencia que conocemos hoy.

Pero la gran revolución de los chatbots se produjo con el lanzamiento del asistente personal exclusivo de Apple “Siri”.

Siri

Presenta una amplia gama de comandos de usuario, que incluyen la programación de eventos, la verificación de información básica, el manejo de la configuración del dispositivo, la realización de acciones telefónicas, recordatorios, la navegación por Internet, la navegación por áreas y la posibilidad de interactuar con las aplicaciones de iOS.

Amazon lanzó Alexa y Google desarrolló su propio agente de diálogo DialogFlow que ofrece capacidades de procesamiento de lenguaje natural.

Cabe aclarar que existen varios tipos de chatbots, pero la gran mayoría se divide en dos categorías: los que funcionan mediante protocolos de preguntas y respuestas, y los que utilizan Inteligencia Artificial (IA).

Hoy en día los chatbots son lo suficientemente inteligentes como para analizar información y tomar decisiones clave por su cuenta. Convirtiéndose así en una parte integral de nuestras vidas, los chatbots de la nueva era están permitiendo a las personas operar de manera efectiva y eficiente.

Otro ejemplo de lo efectivos e importantes que pueden llegar a ser es el caso del chatbot de la Ciudad de Buenos Aires, Boti, que superó el récord histórico de conversaciones al haber alcanzado 3.296.384 interacciones este año.

No sabemos hasta qué punto van a estar relacionados en nuestra vida cotidiana, ni cual es el límite, pero estamos seguros de que es un servicio que no para de crecer. 😉

Fuente: Equipo de NucbaPlay.

💡#AprendéEnCasa💡 ⏳#RestartEducation⌛️

💡#AprendéEnCasa💡 ⏳#RestartEducation⌛️